La integración de empresas argentinas en cadenas globales de valor

El proyecto de investigación (2015-2016) se enfocó en el papel que juegan las redes de empresas para el desarrollo del comercio internacional.

La internacionalización continua de cadenas de suministro ha aumentado la cantidad y complejidad de los mercados de abastecimiento. Por tanto, cabe preguntarse cuáles son los criterios para la selección de países proveedores o subcontratistas, en comparación con otros, a fin de optimizar los procesos de aprovisionamiento y convertirse en destinos de subcontratación  (offshore outsourcing) o deslocalización cautiva (captive offshoring). Teniendo en cuenta que las decisiones relacionadas con el aprovisionamiento global no son estáticas, sino revisadas continuamente, es necesario mantenerse competitivo y atractivo para los inversores extranjeros.

En este contexto, Argentina tiene un área geográfica apenas investigada por lo que es importante identificar similitudes y diferencias relevantes para la competencia global.

Los estudios previos sobre actividades de exportación de las pymes confirman la relevancia de las redes de innovación y conocimiento. La integración efectiva en redes de adquisición global requiere la vinculación entre empresas, centros públicos de transferencia tecnológica y universidades que permite el mejoramiento en capacidades de innovación.

Las profesoras Dra Lydia Bals (Mainz) y Paloma Ochoa (Buenos Aires) dirigieron el proyecto que integró a cuatro estudiantes de la maestría con sus tesis. Los resultados principales se presentaron  en un taller celebrado en Buenos Aires en diciembre de 2016 y serán publicados dentro del tomo 2 de los “Estudios Económicos Argentino-Alemanes”